Logo de Mis planes con hijosMis Planes con hijos imagen de menú




Panorámica de los cerezos de Jerte

En esta ocasión os sugerimos el Valle del Jerte como opción muy recomendable para esta próxima Semana Santa. Además os proponemos dos rutas de senderismo para pasar un día estupendo, de dificultad media si hablamos de niños.


Un poquito de Ávila y los cerezos de Jerte

Nuestra primera parada puede ser Barco de Ávila. Es una pequeña localidad del suroeste de Ávila, en el denominado Valle del Tormes muy cerquita de Cáceres y Salamanca. Tiene aproximadamente 4440 habitantes y a unos 1004 metros de altitud.

Podremos visitar los alrededores del Castillo de Valdecorneja, con su torre del homenaje en la parte interior, donde tienen lugar diversos actos culturales en los meses más cálidos. También podremos ver lo que queda de las murallas o la Puerta del Ahorcado y bajando por la calle Mayor, la antigua cárcel, la Casa del Reloj y la Plaza de España. Ésta última tiene un trazado rectangular porticado al modo tradicional de la arquitectura popular.

Barco de Ávila

En la misma plaza podremos comprar alguna delicatessen en “Legumbres Coronado”. Varias generaciones trabajando en el mismo y genuino lugar bajo los soportales: legumbres propias, judías denominación de origen de El Barco de Ávila o chocolate el Canario, producto sin gluten para agasajar a algún familiar a la vuelta.

Patatas revolconas de Ávila

Otra curiosidad son las morcillas de calabaza y arroz, más parecidas al chorizo que a la morcilla. También podrás encontrar la sidra de manzanas reinetas, típicas en la zona o yemas de Santa Teresa, el dulce más conocido de Ávila. Hay un montón de cosas ricas que puedes probar o llevarte como recuerdo de tu paso por tierra abulenses.

También en la plaza podremos tapear en el Bar España. No es excesivamente llamativo y acogedor, pero la terraza siempre está llena y cuando va mucha gente… por algo será!. No os vayáis sin probar las típicas patatas revolconas de la zona (ver receta en minichefs), la oreja y el bacalao rebozado o las enormes croquetas caseras que hacen allí. Si no recuerdo mal, es en el Bar Siete, al otro lado de la plaza, donde se hace una oda al torrezno. Haremos una excepción para deleitarnos con recomendaciones gastronómicas locales: caldereta de cabrito, revolconas con torreznos, magro con tomate, turrillos con anís…

Seguiremos calle abajo (por calle de San Pedro del Barco) y llegaremos a la Plaza de las Acacias, no sin antes pasar por la Pastelería Pinocho. Nos deleitaremos con unas torrijas de postre, aunque tienen otros dulces que son una delicia.

Encontraremos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción construida durante los siglos XIV al XVI, de estilo gótico con naves abovedadas. Continuaremos bordeándola para bajar hacia el río Tormes. Podremos contemplar el puente viejo medieval, aunque su origen fue romano. Se destruyó en gran medida en la Guerra de la Independencia al igual que una torre, pero luego se reconstruyó. Tiene ocho arcos desiguales y “lomo de asno” (puente alomado con cuesta y bajada definida en su trazado).

colage de fotos de caballos en Ávila

Al fondo veremos la Ermita del Cristo del Caño y la sierra con un poquito de nieve si tenemos suerte. Los niños podrán jugar un rato en el templete y los columpios que hay en "La Alameda", mientras nosotros nos quedamos embelesados contemplando como las aguas del Tormes siguen su rumbo camino a Salamanca.

Muy cerquita de aquí está Navalguijo, lugar del que ya dimos buena cuenta para bañarnos en su gélidas pero cristalinas aguas en época veraniega (Ruta con baño en Navalguijo y la Laguna de los Caballeros). Pero sintiéndolo mucho debemos continuar, no sin antes recomendaros todos sus alrededores para hacer alguna que otra escapada en cuanto podáis: Valle de la Nava, La Ribera del Tormes, El Aravalle… hay un montón de rutas de senderismo y lugares que visitar de lo más bonitos.

Navalguijo (Ávila)
Foto: Zona de baño en Navalguijo (Ávila).

Ponemos rumbo hacia "Puerto Castilla", donde encontrarás el Mirador del Puerto de Tornavacas, a tan sólo unos tres o cuatro kilómetros de allí. Desde aquí podrás disfrutar de las vistas de todo el valle hasta casi ver el Embalse de Plasencia: Tornavas, Jerte, Cabezuela del Valle, Navaconcejo... y a ambos lados los famosos cerezos en flor.

La floración suele ser en primavera pero sin fecha fija. Depende de muchos factores y por eso no se puede establecer con exactitud. Suele ser para primeros de abril pero cada año puede adelantarse o retrasarse. Primero florecen los cerezos de la parte baja y a medida que pasan las semanas van floreciendo los de las terrazas superiores, prolongándose en el tiempo.

Mirador de Tornavacas

En el mirador en la época de floración, podréis encontrar puestos con productos locales, artesanales (mermeladas, dulces típicos, pimentón, chocolates, patés...) o incluso llevaros un cerezo para plantarlo en casa.

Cascada en Jerte

Hay infinidad de casas rurales por los alrededores, que ofrecen además de su hospitalidad, actividades relacionadas con la cereza y su producción. Es el caso de Alberjerte un alojamiento en el valle, donde además se ofertan actividades multiaventura, programas familiares de verano, actividades para colegios y campamentos. Te dejamos un enlace aquí para que puedas ver sus noticias y tarifas.

Recuerdo que cuando hicimos la Ruta de los Pilones de Jerte en la Garganta de los infiernos (primera ruta que compartimos en nuestra página), tomamos unos refrescos en Los Chozos. Es otro complejo rural en la N-110 frente al Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos, donde se ofertan alojamientos como chozos y cabañas.

Cascadas en Jerte

Nosotros no nos alojamos allí pero vimos un chozo por dentro y era una forma original de alojamiento, con su chimenea y su espacio único a modo de las casas de pastores de antes. Era un alojamiento distinto y original pero acerca de los comentarios o valoraciones ya tendréis que contrastarlo en algún foro o página de recomendaciones.

Después de visitar los pueblos de alrededor, podéis hacer una ruta muy bonita que es la de "Las Cascadas de las Nogaledas" en Navaconcejo. La ruta tiene unos 6 kilómetros de distancia pero para gente con problemas de esfuerzo o niños muy pequeños, no sería la ruta más recomendada. Te dejo un enlace a la ruta que hicimos aquí.

Aproximadamente el recorrido será de unas tres horas y media o cuatro, ya que es irremediable pararse en todas las pozas y cascadas para hacer fotos. No apto para carritos, pero sí para niños con espíritu aventurero y unos añitos. La niña más pequeña tenía 5 años por entonces y entretenida con el resto de primos, la terminó como una campeona.

Cascada de Jerte

También podréis visitar Plasencia o si no tenéis prisa ni fin… saltar al Piornal y Garganta la Olla, para visitar “La Vera” (Jarandilla, Monasterio de Yuste, Candeleda, Villanueva de la Vera o Arenas de San Pedro, entre otros), que también os recomendaremos en otra ocasión.

colage de imágenes ruta de las cascadas de Jerte

Esperemos que este post os haya dado alguna idea o por lo menos, la hayáis anotado en el apartado de “próximos viajes”. Si tienes cualquier sugerencia, comentario o finalmente decidís viajar allí cuéntanoslo en info@misplanesconhijos.es para que podemos saberlo…

Buen Viaje!.


Te proponemos otros planes interesantes...


flecha hacia arriba

Subir

Ir a inicio